Inteligencia Profesional

Cómo dar y recibir feedback (5+5 consejos)

By mayo 20, 2022No Comments

Por muy buenos profesionales que seamos, en algún momento los problemas aparecerán y estaremos obligados a tener una conversación difícil.

Ya sea en el  rol de persona que está ofreciendo el feedback, o en el quién lo está recibiendo, estas conversaciones no son plato de buen gusto para nadie

Y es que muchos profesionales se bloquean, se ponen nerviosos o no saben cómo encontrar las palabras exactas para comunicarse con asertividad.

Sin embargo, una de las habilidades fundamentales de un buen profesional es ser capaz de ofrecer y aceptar consejos, opiniones e incluso críticas.

Por eso hoy vamos a darte una serie de consejos prácticos para dar y recibir feedback como todo un experto. Sigue leyendo para descubrir más:

Dar y recibir feedback: Cambia tu visión

Lo primero de todo, es cambiar el chip. El feedback no es una evaluación positiva o negativa, sino una oportunidad de mejorar, de fortalecer  la confianza y alcanzar una comunicación sincera con otras personas.

Si se da y recibe con la actitud adecuada, el feedback puede convertirse en una experiencia tan positiva como vinculante para ambas personas. Además, es una de las palancas más importantes para elevar el rendimiento, propio y ajeno.

Se trata de saber cómo hacerlo y entender que el foco debe situarse en el PARA QUÉ en lugar del POR QUÉ.

Para conseguirlo es fundamental que tengas en cuenta una serie de recomendaciones.

5 Consejos para dar Feedback

1. Busca el momento adecuado

Escoge el momento en el que la otra persona pueda estar más receptiva, sin demorarlo demasiado.  

Quizá sea buena idea dejar pasar unas horas para coger perspectiva. Pero el acontecimiento sobre el que vas a proporcionar feedback ha de ser reciente para que este sea efectivo.

2. Cuida el mensaje

Elige con cuidado las palabras que vas a utilizar. Para dar un buen feedback, el mensaje debe ser específico, aplicable, útil y basado en hechos. 

Por ejemplo:  “hemos recibido una queja de un cliente habitual sobre tu forma de gestionar las reclamaciones”es un buen comienzo para un feedback. 

Sin embargo, “Creo que no estás tratando a los clientes de la manera en que se merecen”sitúa la conversación en un plano emocional que no conseguirá buenos resultados.

3. Ten cuidado con las palabras prohibidas

Existen palabras que deberían ser evitadas en un buen feedback como “Siempre”, “Nunca”, “Todo” o “Completamente”. En general, todas las palabras percibidas como términos absolutos generan gran incomodidad en el receptor. 

Otra palabra que deberías evitar es “Pero”. Se dice que es el gran borrador universal, ya que lo que va antes de esa palabra se anula automáticamente de la atención del oyente.

4. No des feedback negativo sobre la identidad

Esto sucede cuando le dices a la persona cómo consideras que es, sin pararte a pensar que esto es simplemente tu propia percepción.

Evita el verbo “Ser”. Frases cómo “Eres una persona despistada” o “Creo que aún eres poco maduro para un puesto de responsabilidad” harán que el interlocutor se sienta atacado y no logres tu objetivo de mejora.

5. Hazte responsable de lo que dices para ganar credibilidad

Nunca pongas comentarios en boca de otros o repliques lo que otros dijeron: “Me han comentado que has llegado tarde a las últimas reuniones”, es un feedback que solo conseguirá exponer a tu equipo a conflictos internos.

En lugar de ello, habla en primera persona del singular. “He visto que has llegado tarde a las tres últimas reuniones”.

Tus comentarios siempre deben ser resultado de comportamientos que hayas observado de primera mano y nunca de lo que te hayan comentado.

dar-y-recibir-feedback

Ya conoces los tips para dar un buen feedback, pero… ¿y si eres tú quien lo recibe? Sin duda, tienes delante una oportunidad de aprendizaje que podrás aprovechar al máximo con estos consejos.

5 consejos para recibir feedback

1. Comunica si es el momento oportuno

Antes decíamos que la persona que va a dar feedback debe buscar el momento adecuado, pero por muy bien que lo haga no puede estar en la piel de quien va a recibirlo.

Por ello es muy importante que, como receptor, transmitas si ese un buen momento para ti o quizá estarás más receptivo en otro momento.  Así, ambos evitaréis posibles momentos incómodos y tendréis una conversación realmente útil.

2. Escucha y pregunta

Escucha con atención y pregunta todo aquello que consideres necesario para tener una visión clara de los hechos.

  • ¿Hay algo que no entiendas?
  • ¿Entiendes el problema pero no la solución?
  • ¿No tienes claro qué acciones concretas se proponen?
  • ¿Te falta algún dato?

No tengas miedo a preguntar. El feedback es una conversación entre profesionales, no un monólogo jerárquico. En caso de no preguntar puedes perder información muy relevante para tu desarrollo profesional.

3. Demuestra confianza

La intención de la otra persona no es generarte incomodidad, sino ayudarte a mejorar. Confía en ello teniendo una actitud calmada.


Si recibes el feedback es en persona, un tip básico es mantener el contacto visual. Además, refuerza el mensaje que te brindan con gestos simples y efectivos, como asentir con la cabeza, mostrando respeto hacia las palabras que escuchas.

4. No descargues emociones en el otro

Ten en cuenta que el feedback es un acto de generosidad. Un regalo para que crezcas, y así hay que reconocerlo.

Por ello, si estás recibiendo feedback y no te gusta mucho lo que estás escuchando, no te dejes llevar por la emoción del momento. Simplemente, escucha lo que te están diciendo, reflexiona en casa y pospón tu respuesta hasta un momento en que tu emoción no contamine la conversación.

5. Indaga sobre tu mentalidad

Además de seguir estos consejos, te vendrá muy bien reflexionar sobre tu actitud general ante el feedback. Piensa: 

Cuando te proponen mejoras… ¿Tienes una mentalidad de aprendizaje? 

O, por el contrario, ¿te paralizas con una mentalidad de protección?

Si te cierras ante la situación te resultará muy difícil hacerte nuevas preguntas, plantearte otras realidades o aceptar que cualquier tarea es susceptible de mejora. De esta manera, solo te aferrarás a tu opinión.

Para inclinarte hacia el aprendizaje deberás acoger los comentarios que recibas con apertura a la experiencia, haciendo posible que las mejoras sean una realidad en el futuro.

Conclusión: Cómo dar y recibir feedback

Estos son solo algunos consejos básicos sobre cómo dar y recibir feedback, pero existen muchas técnicas ampliamente estudiadas para mejorar la retroalimentación entre profesionales.

 

Y es que el feedback sigue siendo una asignatura pendiente en la mayoría de las organizaciones, cuando sus ventajas son evidentes. Según el Informe 2021 de Qualtrics sobre experiencia de empleado: 

  • Las empresas que aplican los aprendizajes alcanzados en los procesos de feedback, impulsan el compromiso de sus equipos hasta el 80%
  • Las organizaciones que crean una cultura del feedback disminuyen la tasa de rotación de empleados en un 15%

Por eso en BeUp llevamos 15 años desarrollando programas  sobre cómo dar y recibir feedback de alto nivel, desde un punto de vista muy pragmático y basándonos en las últimas investigaciones neurocientíficas.

Empresas como Banco Santander, Axa, Orange, Inditex, Aldi o Roche ya han aprendido las claves esenciales para crear conversaciones poderosas, que contribuyan al crecimiento de sus profesionales.

¿Quieres que también ayudemos a tu organización?. Escríbenos y te contamos cómo.

BeUp

BeUp

En BeUp ayudamos a las empresas a ser más competitivas: Liderazgo | Inteligencia Profesional | Cultura Corporativa | Diversidad. Nuestro valor diferencial es estar siempre a la última, importando metodologías que funcionan y re-evolucionan la mentalidad de las organizaciones.

BeUp S.L.

C/ Gustavo Fernández Balbuena, 11 – loft 2 A
28002 Madrid

T: (+34) 910001268
E: info@be-up.es